La despedida de uno de los grandes

De esta guisa se plantó el suizo Didier Cuche en su última carrera, el gigante de Schladming. Si alguno ha bajado alguna vez por una pista de Copa del Mundo, sabrá que es hielo puro. No queremos ni imaginar cómo hay que tener las piernas para hacerlo con esquís y botas de época.

×