El botín termoformable

La mayoría de botas desde hace ya unos años, si son de una gama media-alta, llevan el botín termoformable. Es un botín de un material que con el calor se deforma y mantiene la forma adoptada cuando se enfría de nuevo. Es un sistema que permite adaptar el botín a la forma de cada pie de una manera muy sencilla.

Por este motivo, si te compras unas botas exige que te hagan el termoformado. Es un proceso muy rápido y   tus pies lo agradecerán. Y además, esquiarás mejor porque irás mucho mejor ajustado.

YouTube