Circular seguro: neumáticos de contacto

Incluso en un invierno seco como el que estamos sufriendo este año, este mes de febrero, con mucho frío y mucha nieve en cotas bajas han hecho que en muchas carreteras haya sido necesario el uso de cadenas para todos los vehículos. Bueno, para todos menos aquellos que calzan neumáticos de contacto. Este tipo de gomas, muy habituales en el   resto de Europa, se caracterizan por estar repletas de laminillas que ofrecen una capacidad de tracción y de frenada excepcionales sobre superficies heladas, siendo equivalentes por la DGT al uso de cadenas. En mojado y en general con temperaturas bajas (a partir de 7°C) también presentan un mayor agarre.

Si eres asiduo de las nieves te recomendamos su uso, pues es muy raro que no coincidas con alguna nevada seria (más de uno habrá pillado una buena en Baqueira o Andorra este año). Y es independientemente de si vas con tracción a dos o cuatro ruedas, pues a la hora de frenar, que es un momento crítico, la tracción no influye.

Os ponemos un vídeo en el que podréis ver a dos coches Seat idénticos, uno con neumáticos de verano y el otro de invierno. La diferencia es abismal, ya sea en nieve o mojado.

YouTube